La séptima ronda del Mundial Júnior de Moto3 ha finalizado de forma muy positiva para la Cuna de Campeones. En esta cita, celebrada en el mismo escenario del Gran Premio de San Marino de MotoGPAdrián Cruces ha debutado en competición oficial con la Moto3. Como premio por su rendimiento en la Hawkers European Talent Cup, en la que marcha segundo, Cruces ha podido correr esta ronda del Mundial Júnior de Moto3, en la que se ha medido a pilotos muy experimentados, pilotos que incluso disputarán el próximo año el Mundial de Moto3, y ha cuajado una actuación excepcional en todas las sesiones.

Esta ha sido la primera vez que Adrián Cruces rodaba en este circuito italiano, lo hacía con una moto nueva para él y en un fin de semana en el que no se han disputado entrenamientos libres. Los pilotos del Mundial Júnior de Moto3 comenzaron su actividad el viernes con las dos sesiones de clasificación y, a las dificultades nombradas anteriormente, se le sumó una climatología muy inestable durante los entrenamientos.

Cruces salió el viernes muy concentrado desde el primer momento y poco a poco fue mejorando sus tiempos. Con unas condiciones de pista más favorables en la QP1 respecto a la QP2, todos los pilotos de su clase hicieron sus mejores tiempos en la primera sesión clasificatoria, una sesión en la que Adrián Cruces hizo su mejor registro en su última vuelta de la tanda con un tiempo de 1:45.293. Este tiempo le permitió ser el décimo piloto más rápido, un gran resultado para todo el equipo.

Desde esta décima posición partió en la carrera del sábado, un día en el que antes se celebró como de costumbre el warm up. En esta sesión matinal Adrián Cruces siguió creciendo: mejoró más de un segundo su mejor tiempo de la sesión clasificatoria con una vuelta en 1:44.200. Gracias a este registro el piloto de la Cuna de Campeones finalizó el warm up en séptima posición, de nuevo entre los diez mejores de la categoría.

En la carrera Adrián Cruces comenzó muy centrado. El piloto de la Cuna de Campeones perdió dos posiciones en la salida, pero pronto las recuperó y llegó a rodar por debajo del décimo puesto. El valenciano marcó un ritmo muy constante y estuvo peleando con rivales muy experimentados en un grupo formado por más de diez pilotos. En este grupo que peleaba por la cuarta posición, Adrián protagonizó muchos adelantamientos y finalmente cruzó la línea de meta en undécima posición.

«El fin de semana empezó muy bien. El primer día rodamos casi todo el tiempo con la pista mojada y pudimos hacer pocas vueltas en seco. En el warm up sí que pudimos rodar en seco y me he encontrado muy bien. En la carrera hemos rodado en un grupo muy grande y me he dado cuenta de lo rápido que van los pilotos de Moto3. Al final hemos terminado duodécimos, nos llevamos unos puntos y mucha experiencia, he aprendido mucho», ha declarado Adrián Cruces.

Por su parte, el director de la Cuna de Campeones, Julián Miralles, ha comentado que «el fin de semana ha sido súper positivo. Adrián hizo unos entrenamientos fantásticos, en la carrera sabíamos que iba a ser complicado porque él nunca ha peleado con estos pilotos y aquí se trabaja de una forma diferente, pero el hecho de estar ahí peleando en esas posiciones creo que le va a dar mucha moral. Lógicamente le falta experiencia, pero justo por esto el resultado es muy bueno. Creo que hemos hecho un buen trabajo con él este fin de semana, esta experiencia le va a servir mucho de cara al futuro».

 
La próxima carrera del FIM CEV Repsol será en el circuito de casa para el equipo, el Circuit Ricardo Tormo, durante el fin de semana del 20 y 21 de noviembre.