Fotografía: Pedro J. Vallespí

 · En total, 48 pilotos de la Cuna de Campeones estarán presentes en el Kartódromo Internacional Lucas Guerrero

· Se dividirán en dos categorías: hay 22 pilotos inscritos en Minimotos y 26 en MiniGP110

La Minivelocidad está de vuelta en 2022 para la Cuna de Campeones con las primeras carreras de la temporada en Chiva, en el Kartódromo Internacional Lucas Guerrero. La escuela de motociclismo del Circuit Ricardo Tormo empieza una nueva temporada llena de ilusión con las mayores promesas del mundo del motociclismo.

De cara a las carreras de este fin de semana, la Cuna de Campeones participará en las categorías de Minimotos y MiniGP110. En total 48 pilotos de la Cuna competirán en Chiva: 22 en Minimotos y 26 en MiniGP110.

Este evento se celebra dentro del marco del campeonato de la Comunidad Valenciana, por lo que habrá una gran actividad motera en la pista del Lucas Guerrero durante toda la mañana del domingo 10 de abril.

La jornada comenzará con los entrenamientos cronometrados. Habrá dos sesiones clasificatorias para cada categoría: a las 9:00 y a las 9:58 comenzarán los entrenamientos clasificatorios de las Minimotos, y a las 9:43 y a las 11:11 lo harán las sesiones de MiniGP110.

También habrá dos carreras en ambas categorías, las de Minimotos comenzarán a las 11:34 y a las 13:47, ambas tendrán una distancia de ocho minutos y dos vueltas; en el caso de la clase de MiniGP110, los pilotos comenzarán sus carreras a las 13:24 y a las 14:31 con una duración de diez minutos y dos vueltas.

Un año más, la Cuna de Campeones apuesta por la formación de los talentos más jóvenes del mundo del motociclismo con competiciones de primer nivel, tanto para pilotos españoles y europeos como a otros pilotos llegados de otras muchas partes del mundo. Para muchos de ellos, este fin de semana comienza una nueva aventura con estas carreras, una aventura que empieza con estas competiciones de Minimotos y que dentro de unos años puede acabar en la máxima élite mundial del motociclismo, tal y como les ocurrió a grandes campeones del mundo, como Joan Mir, Franco Morbidelli, Jorge Martín o Pedro Acosta, entre muchos otros.