El Circuit Ricardo Tormo cierra la temporada del FIM CEV Repsol, un campeonato en el que la Cuna de Campeones ha destacado desde la primera cita de la temporada. El equipo de la escuela de motociclismo del Circuit concluye la temporada en casa, una cita muy importante para el equipo en las dos categorías en las que participa: la Hawkers European Talent Cup y el Mundial Júnior de Moto3.

En la HETC los dos pilotos de la Cuna, Adrián Cruces y Xabi Zurutuza, llegan con opciones de proclamarse campeones de este certamen. Cruces marcha actualmente segundo en la clasificación con 128 puntos, tan solo tres más que Zurutuza, que es tercero.

Máximo Martínez, el primer clasificado, tiene una ventaja de ocho puntos sobre Cruces y once respecto a Zurutuza, una diferencia pequeña teniendo en cuenta que este fin de semana se celebrarán dos carreras de esta categoría el domingo, por lo que habrá 50 puntos en juego.

Entre Adrián Cruces y Xabi Zurutuza acumulan esta temporada ocho podios y tres victorias. Además, en el caso del piloto valenciano, llega a esta cita con más experiencia tras disputar la carrera del FIM CEV Repsol en Misano con la Moto3.

“Estamos en casa y hemos hecho un buen trabajo durante todo el año. En la primera carrera aquí lo hicimos muy bien, así que esperamos que esta vez, jugándonos el título, lo hagamos igual o mejor que la primera. Tanto Adrián como Xabi están muy fuertes, en los primeros entrenamientos libres han rodado muy rápido y las sensaciones son buenas, pero hasta que no se acaben las carreras no podemos predecir nada. Hay 50 puntos en juego y la diferencia sobre el primero son ocho puntos, hay que intentar ganar las carreras y ya se verá lo demás. Los dos están fuertes y ambos pueden ganar, así que ojalá podamos conseguir ser campeones”, ha declarado el director de la Cuna de Campeones, Julián Miralles.

Respecto a esta categoría de Moto3Casey O’Gorman debutará este fin de semana sobre esta montura. El piloto irlandés, que se proclamó campeón de la British Talent Cup y que participará el año próximo en la Red Bull MotoGP Rookies Cup, tiene por delante un fin de semana para aprender en una pista que conoce bien como piloto de la escuela.

“Casey ha tenido un año difícil en la HETC y no tenía opciones en esta categoría, así que pensamos que sería positivo que saliese a esta carrera con la Moto3. Como él correrá el año que viene con la KTM de la Red Bull MotoGP Rookies Cup este fin de semana puede servirle como un buen entrenamiento de cara a la temporada que viene. En el primer entrenamiento libre las sensaciones han sido buenas, es su primera vez con la moto y no está lejos de los mejores. Tiene mucho margen de mejora y nos está demostrando que está recuperado de las lesiones”, concluyó Miralles.